¿Te has planteado la siguiente situacion alguna vez?

Quiero follarme a la vecina. La tengo fichada desde hace tiempo y está cachonda a más no poder. A veces me la cruzo en el garaje cuando se va a trabajar o a donde sea que va. Me está volviendo loco porque hace un tiempo sueño con ella, pero de momento no cruzamos palabra. Sólo algún saludo, gesto o sonrisa. ¡La tengo a unos metros de mi casa y no puedo hacer nada! El truco ese de la sal, ¿funciona? No sé qué hacer para entrarle…

El otro día busqué un vídeo porno de vecinas cachondas y salía una follándose a dos tíos en el salón de su casa. Yo no pido tanto pero, ¿cómo hacen para que la tía acepte? ¿Voy a su casa y la invito a cenar pizza? ¿Y si se asusta? No sé cómo hacerlo, porque si sale mal le tendré que seguir viendo por el edificio y no quiero que piense que soy un pervertido, salido o acosador. Sólo quiero conocerla y follar un rato.

SIMILAR ARTICLES

Seducir bailando

0 12195

2 COMMENTS

Leave a Reply